Nueva normativa europea de ecodiseño aplicada al sector de la iluminación

Nueva normativa europea de ecodiseño aplicada al sector de la iluminación

COMPARTIR
, / 520 0

En septiembre de 2021 entró en vigor una nueva normativa que establece diferentes requerimientos de diseño ecológico, así como nuevos requisitos en relación con el etiquetado energético de las fuentes de luz de los productos de iluminación.

A continuación, os presentamos un resumen de dicha normativa:

Nuevos conceptos: “Fuentes luminosas” y “Producto continente

Es importante tener en cuenta que la nueva normativa ya no habla de lámparas, módulos LED o luminarias. Debido a las nuevas tendencias del mercado y apostando por la economía circular, la UE ahora habla de fuentes luminosas y de producto continente:Fuente luminosa: producto accionado eléctricamente y destinado a emitir luz en el espectro de luz diurna a blanco cálido. Es decir, puede ser una lámpara, un módulo o una luminaria con componentes totalmente integrados.Producto continente: producto que contiene una o varias fuentes luminosas, o mecanismos de control independientes, o ambas cosas; y dicha fuente luminosa debe poder desmontarse para permitir la verificación independiente.

Los productos continentes no están sujetos al nuevo reglamento de etiquetado, pero en el caso que no sea posible desmontar una fuente luminosa sin producir daños permanentes, el producto debe considerarse como una fuente luminosa, por lo que le aplicarán los mismos requisitos que a éstas.

Nuevos Reglamentos de Ecodiseño y Etiquetado Energético

Esta nueva normativa consta de dos nuevos reglamentos:Reglamento (UE) 2019/2020 sobre requisitos de diseño ecológico: establece una serie de nuevos y más estrictos requisitos en términos de eficiencia energética y economía circular que deben cumplir las fuentes luminosas y los mecanismos de control independientes (p.ej. factor de desplazamiento, verificación del parpadeo o flickering, efecto estroboscópico, etc.) . Estos nuevos requisitos de ecodiseño NO están dirigidos a las luminarias , pero sí se ven afectadas porque contienen fuentes de luz.

Por otro lado, en el caso de que los productos se vendan directamente a usuarios finales, se les deberá proporcionar información (en el embalaje y en las instrucciones para el usuario) sobre si existe o no la posibilidad de sustituir las fuentes luminosas y/o los mecanismos de control por parte de persones cualificadas o por los propios usuarios.

Reglamento (UE) 2019/2015 relativo al etiquetado energético para fuentes de luz: de ahora en adelante, la etiqueta energética solo deberá incorporarse en las fuentes luminosas, mientras que para las luminarias (entendidas como producto continente) dicha etiqueta energética dejará de existir y ya no será necesaria.

Con la nueva normativa, se establece una nueva escala de clasificación de la A a la G, eliminando las clases A+ y A++, para normalizar las mejoras energéticas que se han desarrollado en los últimos años, a la vez que clarificar al consumidor las opciones más eficientes.

El método de cálculo del nivel de eficiencia energética también ha cambiado, exigiéndose mayores requisitos de eficiencia energética, por lo que inicialmente ningún producto pertenecerá a la clase A (mayoritariamente habrá E, F y G).

Asimismo, la nueva etiqueta para las fuentes de luz incluye, junto al etiquetado energético, un código QR que redirige al consumidor a la base de datos a escala europea EPREL (European Product Database for Energy Labelling) para consultar las características energéticas de las fuentes de luz.

Aunque la nueva etiqueta es aplicables desde el 1 de septiembre de 2021, los distribuidores tienen margen hasta marzo de 2023 para poder comercializar los productos con la etiqueta antigua.

Desde el 1 de marzo de 2022 también es obligatorio que la luminaria muestre la clase energética de la fuente de luz en el manual del usuario o en el folleto de instrucciones con el texto siguiente:

“Este producto contine una fuente luminosa de la clase energética ”

EPREL (European Product Database for Energy Labelling)

La base de datos europea de productos para el etiquetado energético es una base de datos de registro de productos en línea gestionada por la Comisión Europea y que estará a disposición de los usuarios. EPREL contiene datos sobre el rendimiento energético de aquellos productos a los que les afectan las normas de etiquetado energético.

Desde mayo de 2021, todas las fuentes de luz (tanto si son consideradas fuente luminosa como si forman parte de un producto continente) deben registrarse en esta base de datos.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.

Socios GRUDILEC
IMELCO

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies