Ideas creativas LEDVANCE para reciclar lámparas LED

Ideas creativas LEDVANCE para reciclar lámparas LED

COMPARTIR
, / 580 0

LEDVANCE, empresa comprometida con la sostenibilidad y el medio ambiente, trabaja tratando de concienciar a la población sobre la importancia de reciclar las bombillas y apostar por materiales sostenibles. En este sentido, la compañía lanzó el año pasado lámparas LED marca OSRAM en envases 100% reciclables, renovó el embalaje de sus luminarias profesionales con un material ecológico y nos propone varias ideas creativas para reciclar lámparas LED.

Reciclaje de bombillas

Todas las bombillas halógenas, de bajo consumo y LED pueden reciclarse y enviarse al punto limpio. Nunca debemos tirarlas al contenedor verde porque, aparte del vidrio, cuentan con otros componentes que deben separarse antes de tratarse. Además de estos puntos limpios, Ambilamp dispone de otros puntos de recogida de bombillas usadas situados, por lo general, en distribuidores eléctricos, tiendas de iluminación, ferreterías o supermercados.

Para reciclar las bombillas se procede a la separación de sus materiales. El plástico se lleva a plantas recicladoras, el vidrio a cementeras, el mercurio y el polvo fluorescente se almacenan y el metal se lleva a fundiciones. Podemos, por tanto, llevar las bombillas a los puntos limpios o aquellos habilitados por Ambilamp para este fin o, como nos propone LEDVANCE, aprovechar las bombillas para sacar nuestro lado más creativo y dar un toque personal y único a nuestro hogar. La mayoría de los diseños propuestos requieren primero que se vacíen y limpien las viejas lámparas, de ahí que debamos ser cuidadosos para evitar la ruptura del cristal, y prudentes usando guantes y gafas de seguridad.

Lámparas de aceite caseras

LEDVANCE propone retroceder en el tiempo a un mundo sin electricidad. Para lograrlo necesitamos aceite, una mecha (cordón de zapatos) y una pequeña arandela de metal. Una vez tenemos la lámpara limpia, debemos pegar la arandela en la base para mantenerla en pie y, a continuación, verter el aceite hasta llenar dos tercios de la lámpara. Sumergimos la mecha en el aceite introduciendo el cordón en el cuello de la lámpara y la sujetamos con el tapón de una botella. Cuando la mecha esté completamente empapada en aceite -lo que puede llevar varias horas- podemos encenderla.

Jarrones colgantes y portavelas

El diseño de estos jarrones con bombillas para flores y plantas es muy sencillo. Vaciamos el interior de la vieja lámpara, atamos una cuerda alrededor del cuello y un lazo en el otro extremo para engancharla. Añadimos agua y las plantas o flores elegidas para, seguidamente, colgarla en el lugar escogido. Si queremos decorar un espacio grande, podemos usar varios jarrones.

Porta caramelos y recipiente de sal y pimienta

Igual que aprovechamos las lámparas para crear portavelas, podemos darles otro uso llenándolas de dulces para regalar como alternativa a una caja de bombones. Otra propuesta pasa por crear especieros diseñados con bombillas vacías. El principal y único problema consiste en crear las tapas para rociar con la sal o la pimienta. Lo habitual es utilizar tapas de botellas de plástico viejas, logrando así dar una segunda vida a nuestras bombillas usadas y aportando nuestro granito de arena a la sostenibilidad del planeta.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.

Socios GRUDILEC
IMELCO

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies