Técnicas LEDVANCE para lograr la mejor iluminación en un hospital

Técnicas LEDVANCE para lograr la mejor iluminación en un hospital

COMPARTIR
, / 53 0
  • La iluminación adecuada de un centro hospitalario permite realizar correctamente el trabajo al personal sanitario, acelera la recuperación de los enfermos y provoca efectos en su estado anímico.
  • Cada estancia tiene unas demandas diferentes, que exigen una iluminación determinada. Los paneles LED son adecuados para áreas que precisan una luz más general, mientras que para otras zonas es recomendable utilizar focos o sistemas que permitan mayor control.

Pocos lugares están abiertos 24 horas al día los 365 días del año, como es el caso de los hospitales, dispuestos siempre a atender a los pacientes. Por ello, la energía y la iluminación utilizadas tienen que revisarse bien para reducir su consumo sin perder calidad.

En un centro sanitario cada estancia tiene necesidades específicas que exigen una iluminación determinada; por ejemplo, una habitación o una sala de espera requieren de unas condiciones diferentes a las de un quirófano o laboratorio.

Hay que adaptar la luz a las funciones requeridas. En los hospitales están los enfermos y sus familiares, pero no podemos olvidar que son también entornos de trabajo para los profesionales de la sanidad.

Es importante recordar que la iluminación afecta al estado anímico de las personas, y en un hospital este factor es clave. Una buena iluminación es sinónimo de salud, descanso y bienestar.

En un centro hospitalario está en juego la salud de los pacientes, por lo que el uso de la luz correcta cobra especial importancia porque puede acelerar la recuperación de los enfermos.

Iluminación inteligente en los pasillos

Los pasillos de un hospital son las zonas más transitadas del centro. Es recomendable la iluminación inteligente con sensores de movimiento. Aunque por la noche hay menos actividad, es necesario que tengan luz las horas más oscuras del día. Los sensores de movimiento reconocerán la presencia humana y encenderán las luces de manera automática. El ahorro energético con este sistema alcanza el 80%.

Iluminación multifuncional para las salas de consulta

En las salas de consulta se realizan diversas tareas. Algunos profesionales, incluso, las utilizan como oficina. En estos espacios se recomienda iluminación multifuncional, que permita un correcto desarrollo de las distintas actividades. Las luminarias tipo panel con luz fría son las más adecuadas al distribuir la luz de manera homogénea por toda la habitación, necesaria para la exploración y el diagnóstico de los pacientes.

Para estas salas de consulta una buena opción son las luminarias IndividiLed, que proporcionan una luz homogénea de la luz con un bajo deslumbramiento. Cuentan con función de emergencia integrada (con una batería de tres horas de duración) y están disponibles en versión on/off y DALI.

Otra opción acertada son los paneles 600 x 600 UGR<19 y 1200 x 300 UGR<19. Disponibles en versión no regulable y DALI, proporcionan una luz homogénea con una eficacia de 95 a 110 lm/W, en función de la temperatura de color. Tienen una vida útil de hasta 50.000 horas.

Salas de diagnóstico y terapia con máquinas de alta tecnología

Estas habitaciones suelen intimidar a los pacientes y causar ansiedad por las grandes máquinas que albergan y el tipo de pruebas que se realizan. Con luz y color, estas sensaciones se pueden controlar y predisponer a un ánimo más positivo.

Una temperatura de color más cálida, como en los salones y dormitorios de los hogares, ayudará a rebajar tensiones e incrementar el bienestar. Una buena opción son las lámparas incandescentes y halógenas. A diferencia de otras salas, aquí la tecnología LED no es una buena idea ya que sus componentes electrónicos pueden dañarse.

Quirófanos bien ‘enfocados’

De forma contraria al ejemplo anterior, en los quirófanos los cirujanos precisan de luz blanca y directa sobre la mesa de operaciones, que facilite el altísimo nivel de atención y precisión que requieren los profesionales de la medicina para desarrollar su trabajo. La sala puede disponer de iluminación general, muy brillante, pero el foco principal debe estar sobre el paciente. Si bien los deslumbramientos se deben evitar en cualquier estancia de un hospital, en un quirófano es todavía más importante vigilar este aspecto.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.

Socios GRUDILEC
IMELCO

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies